La dieta para la cuesta de enero

Para empezar el año guapos y sanotes, deberíamos perder esos kilos que hemos ido recogiendo según avanzaban las vacaciones de navidad. La dieta que hemos elegido nosotros es la dieta DASH, que ha sido escogida por U.S. News and World Report’s como la mejor en la lista de los métodos para perder peso.

La dieta DASH, que es el acrónimo en inglés de las palabras Dietary Approaches to Stop Hypertension, inicialmente fue desarrollada para ayudar a bajar la presión arterial sin medicamentos, pero se ha convertido en un plan de alimentación sano y completo.

dash diet

¿Cómo se hace? A diferencia de otras dietas de choque, con la dieta DASH no tendrás que quitarte nada, solo reducir y adaptar. Éstos son los alimentos que deberás consumir al día:

  • Productos de grano (pan, cereales, pasta o arroz): de 6 a 8 porciones diarias
  • Vegetales: 4 a 5 porciones diarias
  • Frutas: 4 a 5 porciones diarias
  • Leche y productos lácteos con un contenido bajo en grasa o sin grasa: 2 a 3 porciones diarias
  • Carnes magras, ave y pescado: 6 ó menos porciones diarias
  • Nueces, semillas y leguminosas: 4 a 5 porciones diarias
  • Grasas y aceites: 2 a 3 porciones diarias
  • Dulces, preferiblemente con un contenido bajo en grasa o sin grasa: 5 ó menos por semana
  • Sodio: no más de 2.300 mg al día

 

Trucos para conseguir adaptarte a la dieta:

  • Haz  una lista de todo lo que come durante dos o tres días, y compara con las recomendaciones de la dieta DASH. Así sabrás qué y porqué lo has cambiado en tu alimentación, y el proceso de adaptación se hará más sencillo.
  • Comienza escogiendo versiones de tus alimentos favoritos que contengan un contenido bajo en grasa o añadiendo más productos de grano a tus comidas.
  • Incluye más frutas y vegetales diariamente
  • Cambia la sal por condimentos naturales, como hierbas y especias
  • Incluye tantos alimentos frescos y sin procesar como te sea posible. Disminuye el consumo de comidas congeladas, mezclas para cocinar empacadas, sopas enlatadas; y aderezos para ensaladas embotellados; todos estos con frecuencia tienen un contenido alto de sodio
  • Cocina al vapor, en la parrilla, con poca agua, ase o con muy poco aceite en una cacerola revolviendo constantemente
  • Cuando comas en un restaurante pregunta cómo prepararon los alimentos. Pregunta si le pueden preparar su orden sin añadirle sal
  • No añadas a tus comidas condimentos salados tales como salsa de tomate, mostaza, encurtidos o salsas.